Entienda esto antes de reservar Bienes Raíces en República Dominicana

Es una práctica común que los desarrolladores de bienes raíces en la República Dominicana requieran un depósito de reserva para sacar una unidad, condominio o lote, del mercado. Eso ocurre particularmente con proyectos de pre-construcción.

La cantidad típica requerida para reservar una unidad oscilará entre US$ 2,000 y US$ 15,000, que se acreditará a su pago inicial si decide seguir adelante con la compra. El depósito de reserva le da tiempo al comprador o a su abogado para realizar la debida diligencia y poner en orden su financiamiento.

Los dos errores que veo que cometen los extranjeros al reservar una propiedad son:

1. No tener contrato de reserva vigente.
2. Aceptar un depósito no reembolsable.

Primero, solo debe enviar fondos de depósito a un desarrollador o vendedor con un acuerdo de reserva firmado. Tiene que haber algo más que un recibo de pago o una hoja de reserva. El acuerdo de reserva debe establecer la cantidad de tiempo que tiene para completar su diligencia debida y la multa (o el porcentaje del depósito que perderá) si decide no seguir adelante.

En segundo lugar, un depósito no reembolsable no es legal. Una sanción por mantener la propiedad fuera del mercado, sí, es razonable. Sin embargo, perder todo su depósito no es aceptable. Y, si tiene un desarrollador que solicita un depósito no reembolsable, no debe hacer negocios con el.

Supongamos que está interesado en comprar una unidad de condominio de pre-construcción en Punta Cana, y el monto mínimo del depósito de reserva es de US$ 5,000. Antes de enviar fondos, un desarrollador acreditado le presentará un acuerdo de reserva que dice que tiene 45 días para completar su debida diligencia, y si decide no seguir adelante con la compra, se le reembolsará su depósito, menos una multa del 20%. .

En este caso, perdería US 1,000 de su depósito, no el total de US$ 5,000.

Nuevamente, antes de enviar cualquier depósito de reserva a un desarrollador, tenga un acuerdo de reserva en vigor con la cantidad de días que tiene para completar su debida diligencia y el porcentaje de penalización si decide retractarse del trato.

Y, si un desarrollador está presionando por un depósito no reembolsable, retírese de ese trato.